#Review “Los reyes malditos” tomo VI y VII

  • Los reyes malditos, La flor de Lis y el león

Como si fuera cierto y casi posible, este libro es el sexto volumen de la serie, pero su final suena como a que iba a ser el último.

Desde Inglaterra Isabel “ la loba de Francia ” reclama la corona para sí, pero basados en la ley sálica -que estaba en latín para que nadie entendiera-, no puede obtenerla, por lo que entonces se reclama para Eduardo III, derecho que es denegado ya que hay una mujer entre Felipe V ( de quien han descendido los últimos 3 reyes ) y éste. Roberto de Artois es ahora el hombre más poderoso de Francia, si bien no ostenta la corona, gobierna en lugar de Felipe de Valois como antes lo hizo Carlos de Valois con los hijos de Felipe V, con la única excepción de Felipe VI. Beatriz Hirson, atraída desde siempre por Roberto de Artois y cansada de Mahaut, se pasa de bando envenenando a Mahaut para así ayudarle a Roberto a ganar su causa. Es así como desaparece Mortimer y “ la loba de Francia ” pasa a segundo plano. Siendo el proceso del Artois cada vez más complicado para Roberto con sus pruebas falsas, habiendo sido capturados sus cómplices en la fabricación de las pruebas y habiendo confesado todos ellos, Felipe de Valois le pide a Roberto renunciar al Artois para no tener que sufrir un revés en el proceso. Con el paso del tiempo, logra convencer a Eduardo III, y como Felipe de Valois se niega, comienza así lo que la historia conocería como la guerra de los cien años entre Francia e Inglaterra.

  • Los reyes malditos, De como un rey perdió Francia

Este libro comencé  a leerlo antes de emprender el viaje de regreso a Chile,  y mi “Kindle” no hizo el viaje conmigo, por lo que he estado un poco restringida de accesar al internet y el tiempo solo he jugado malabares con todo en la vida. De hecho, lo ha estado haciendo todo el viaje.  Eso, combinado al hecho de que esta séptima parte del libro es un tanto más aburrida que las primeras, hizo que la lectura fuese un poco más lenta, pero no estaba dispuesta a dejar para el próximo año el terminar de leer este libro.

La narración abarca el reinado de Juan II, desde la peste que asoló a toda Europa hasta su derrota en batalla, lo que le valió el cautiverio que ya antes habíamos conocido brevemente al final del libro VI. El inicio del reinado estuvo marcado por la relación de tipo homosexual con Carlos de Navarra, quien fuera asesinado por aquellos a quienes dicha relación perjudicaba, y que en la persecución de los culpables de dicho asesinato: Juan II complicó la historia del reino, en guerra con Inglaterra por la corona de Francia, que lo que hizo fue fortalecer la causa inglesa, debilitando a Francia. Se menciona que Isabel de Francia aún existe encerrada en alguna torre, se menciona a Roberto de Artois cuando se habla de sus descendientes, pero no se hace ninguna mención de ninguno de los demás personajes.

Así se deja una última parte en la cual las guerras, hambruna y enfermedades hacen de la suyas más que los propios protagonistas. La historia siempre le juega un mal papel a quienes planifican mucho y desean más ¡acaso somos piezas de ajedrez de alguien mayor? Esta serie de novelas históricas nos enseña eso, que no importa cuánto planifiquemos y tengamos los medios, siempre habrá alguien más inteligente y astuto o en mejor posición para arruinar todo.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *