#Review “El día que se perdió la cordura” de Javier Castillo

Sinopsis: «A veces el destino nos pone a prueba para que sepamos que existe».

Centro de Boston, 24 de diciembre, un hombre camina desnudo con la cabeza decapitada de una joven. El doctor Jenkins, director del centro psiquiátrico de la ciudad, y Stella Hyden, agente de perfiles del FBI, se adentrarán en una investigación que pondrá en juego sus vidas, su concepción de la cordura y que los llevará hasta unos sucesos fortuitos ocurridos en el misterioso pueblo de Salt Lake diecisiete años atrás.

Con un estilo ágil lleno de referencias literarias -García Márquez, Auster, Orwell o Stephen King- e imágenes impactantes, Javier Castillo construye un thriller romántico narrado a tres tiempos que explora los límites del ser humano y rompe los esquemas del género de suspense.

Personajes

Jacob Frost: preso en el hospital psiquiátrico por haber cometido uno o dos asesinatos.Con una infancia muy difícil y una vida adulta mucho más compleja, es capaz de pasarse los días sin decir ni una palabra.

Jesse Jenkins: doctor psiquiátrico muy reconocido alrededor del mundo por sus grandes hazañas al descubrir secretos de las personas con trastorno mental que han cometido delitos graves. Es el responsable del caso de Jacob, saber por qué ha cometido los asesinatos.

Laura Jenkins: exmujer del doctor Jenkins. Desapareció dos días después de que naciera su hija, sin dejar ningún rastro.

Claudia Jenkins: hija del doctor Jenkins. Tiene diecisiete años y está viviendo unos días con su tía en otro estado.

Stella Hyden: agente del FBI que ayuda al doctor Jenkins en el caso de Jacob. Se convierte en la responsable cuando al doctor le ocurre un imprevisto y no puede hacerse cargo de hacer el perfil psicológico.

Amanda Maslow: chica de diecisiete años a la que no le gusta nada irse de vacaciones con su familia en verano. Encuentra el pueblo muy aburrido y no conoce a alguien. Pero un verano le pasan una serie de sucesos escalofriantes que la asustarán y conocerá al amor de su vida.

Steven Maslow: padre de Amanda. Un hombre muy enfocado a su trabajo y que en verano le gusta desconectar e irse de viaje para poder dedicarse exclusivamente a su familia. Le cuesta mostrar afecto a sus hijas pero lo intenta.

Kate Maslow: madre de Amanda. Mujer muy estricta pero a la vez muy cercana a sus hijas, sobretodo cuando Steven no está delante.

Carla Maslow: hermana de Amanda. Tiene siete años.

Nunca antes había hecho la lista de los personajes, porque no me era relevante, sin embargo esta novela la devoré en solo una noche y cada uno de los personajes es necesario para que la historia sea tan locuaz e intrépida que es importante que los vayan conociendo y compren a la brevedad posible, su ejemplar. Todo esto gracias a Me Gusta Leer Chile.

La trama te atrapa desde el primer momento, no deja espacio para la sensatez de sentimientos, porque eso de dejar hojas para leer luego, es un decir bastante soso. No, si es excelente el libro es normal que se acabe de inmediato.

Noes un novela lineal, es contada en diferentes tonos, es coral y asombra la capacidad del autor, para que esta sea dinámica y no se transforme en un sinfín de pensamientos inconexos o letárgicos, sino que el manejo del tema hablé por sí solo y nos entregue una calidad 4k.

En más de algún pasaje he tenido miedo, y lo cual es raro, pero ha sucedido. Otro logro para la historia, porque parece tan real, tan cercano…

La venganza, el amor filial, amor de pareja, las verdades ocultas son los temas principales de una historia de vida que en mundo real podría suceder, por lo que recomiendo a ciegas a quienes amen el thriller o el amor, pero ojo, que es truculenta y no es apta para personas sensibles…y el final, los dejara con la boca abierta.

Deja un comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *