#Review de “Sombras de identidad”, Nacidos de la Bruma (Mistborn V)

en

Título original: Shadows of Self.

Autor(a): Brandon Sanderson.

Sinopsis: La sociedad de Nacidos de la Bruma ha evolucionado en una fusión de magia y tecnología en la que la economía se expande, la democracia se enfrenta a la corrupción y la religión se convierte en una potencia cultural cada vez más influyente, con cuatro fes distintas enfrentadas por la captación de conversos.

Esta sociedad tan animada y optimista, aunque todavía tambaleante, se enfrenta ahora a su primera amenaza de terrorismo, crímenes cuyo objetivo es fomentar el descontento de la clase trabajadora y avivar las llamas de los conflictos religiosos. Wax y Wayne, con la asistencia de la adorable y brillante Marasi, deberán dar al traste con la conspiración antes de que las revueltas civiles frenen por completo el progreso de Scadrial.

Como ya ha pasado mucho tiempo desde que no les hablaba de mi super mega autor, bueno aquí volvemos con un #Review de “Sombras de identidad”, V libro de la maravillosa serie de Mistborn, Nacidos de la Bruma, por favor leer esta reseña con precaución ya que existen algunas menciones sobre libros anteriores, y si no los han leído, serán spoilers.

En Sombras de identidad podemos conocer y seguir viviendo las aventuras de quienes conocimos en el libro anterior, Aleación de Ley; Wax, Wayne (reírnos también con él) y Marasi, ya que la ciudad está al borde del colapso por el descontento obrero debido a largas horas de trabajo y baja paga de parte de la población y desempleo de la otra parte, junto con corrupción política y unas inundaciones, como ya es común en Sanderson, es una visión de nuestra sociedad, pero con magia. El misterio se vuelve más complejo y está repleto de momentos de acción, teniendo muchos giros de trama muy buenos.

Wax, como noble y como alguacil, junto con Marasi (a quien vuelve a aceptar a su lado) y con Wayne (quien no se corta en decirle que su matrimonio concertado es un error), es uno de los elegidos de Armonía para impedirlo.

Lo que más me gustó de este libro es que lo ocurrido en la primera trilogía comienza a tener mayor relevancia, los personajes comienzan a investigar el pasado y a descubrir más cosas respecto al mundo. Es por ello que Vin, Kelsier, Sazed y otros personajes de la primera trilogía se han convertido en parte importante de la mitología y la historia, ya sea como dioses (Armonía, La Guerrero Ascendente…) o como personajes destacados (el Lord Brumoso, el Último Emperador…).

Las leyes de la magia siguen siendo las mismas, solo que conocemos nuevos metales: el cadmio, el bendaleo y el nicrosil, que aparecieron en el libro anterior Aleación de ley.

También tendremos una nueva amenaza, la Sangradora, un kandra que para no ser controlada por Armonía se ha quitado una de sus púas y que por tanto ha perdido parte de su cordura, e intenta provocar un descontento en la ciudad similar al que precedió a la caída del emperador del Imperio Final. Gracias a la Hemalurgia, la Sangradora se coloca clavos con poderes Ferruquímicos, pero la limitación a su poder, a parte de los propios del tiempo de carga de la Ferruquimia, viene dada porque solo puede usar un clavo (un tipo de poder Ferruquímico) a la vez.

Los personajes, carismáticos (sobre todo Wayne con sus extrañas costumbres, sombreros y modos de ver la vida), ya nos fueron presentados en el libro anterior. La prometida de Wax tiene menos protagonismo en este, lo cual agradecí.

Con respecto al formato del libro, me encanta que sigan con las ilustraciones y páginas tipo periódico, ya que de esta forma podemos ver como un nuevo tipo de narrador, y se nos permite entender mejor la sociedad, la cual (como ustedes ya sabrán) me fascina.

Como es algo común en estas reseñas, y creo que ya lo tienen más que claro, la escritura de Sanderson sigue siendo única, en donde la experiencia se vuelve siempre cada vez más intensa ya que el mundo parece detenerse, resetearse y dibujarse nuevamente con unos paisajes y personajes que son imposibles de olvidar y cambiar por otros. Mi amor eterno sigue en pie jajaja.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *