#Review de “Forastera” de Diana Gabaldon

Sinopsis: Es 1945. La guerra ha teminado y una joven pareja se reúne por fin para pasar sus vacaciones en Escocia. Una tarde, cuando pasea sola por la pradera, Claire se acerca a un círculo de piedras antiquísimas y cae de pronto en un extraño trance. Al volver en sí se encuentra con un panorama desconcertante: el mundo moderno ha desaparecido, ahora le rodea la Escocia de 1734, con sus beligerantes y supersticiosos clanes, hombres y mujeres rudos, a veces violentos, pero con una capacidad de vivir y de amar como Claire jamás habia experimentado en su anterior vida.

 

Gracias Editorial Ocèano y en especial al maravilloso sello, Salamandra, tenemos en Chile la saga de Outlander, de la estadounidense Diana Gabaldon.

Claire es una enfermera inglesa que pasa sus vacaciones junto a su marido Frank Randall, en Inverness, Escocia. Un dìa paseando sola cerca de un monolito espiritual se ve transportada doscientos años en el pasado, junto a los clanes  escoceses, donde la brutalidad y la honestidad de sentimientos son reflejo de la forma de ser  màs auténtica que haya experimentado Claire.

Debo admitir que me demore en leer, porque mi imaginaciòn estaba prendida aùn en la serie Outlander y con sus intérpretes, asì que habìan sentimientos encontrados, pero nada negativos…la serie se mantiene fiel al primer libro canónico con asombrosa pulcritud y si no durmiera o trabajara, lo habrìa terminado en menos dìas.

La novela es  històrica-romàntica, ademàs de fantàstica. Se conjugan elementos esenciales que solo un nativo de tierras escocesas podrìa conocer de mejor manera, pero la autora que tiene origen america ha sorprendido a nivel mundial por su capacidad de expresar una època anterior con sus conflictos, flexiones de lenguas, asì como los propios sentimientos entre la realidad, la fantasía y las creencias religiosas o espirituales.

Sin duda, esta saga nos tendrà en vela durante varias noches con la relaciòn de Claire (una mujer audaz y avanzada incluso para el 1945, mucho màs para el 1734) y Jaime Fraser. Yo prosigo con el segundo tomo y les contarè que tanto puedo reir o llorar.

Deja un comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *