#Review de “El aliento de los dioses”

Título original: Warbreaker.

Editorial: Ediciones B.

Sello: Nova.

Sinopsis:

Hace años, el monarca de Idris firmó un tratado con el reino de Hallandren según el cual el rey Dedelin enviaría a su hija mayor, Vivenna, para casarse con Susebron, el rey-dios de Hallandren. Vivenna ha sido adiestrada durante toda su vida para ser una novia adecuada para Susebron y así cumplir con su deber y ayudar a forjar una paz estable entre los dos reinos. Ese era el plan, pero el monarca de Idris envía a su hija Siri, desobediente e independiente, en lugar de Vivenna.

Mientras intenta encontrar su lugar en la corte de Susebron, Siri descubre la verdad oculta sobre el rey-dios. En Idris, Vivenna se siente intranquila y teme que su hermana no esté preparada para esa nueva vida, por lo que decide viajar a Hallandren. Allí se reúne con la gente de Idris que trabaja en la capital, T’Telir, y comienza una nueva vida de espionaje y sabotaje. El plan de Vivenna es rescatar a Siri, aunque tal vez esta ni necesite ni desee ser salvada.

 

Brandon Sanderson al parecer no me dejará que lo saque del primer lugar de mi top de autores favoritos jamás. Pero para ser sincera ¡me encanta eso! (creo que ustedes ya lo saben si han leído mi opinión de la trilogía de los Nacidos de la bruma).

Su literatura me sigue sorprendiendo ya que siempre encuentro en ella una carga moral increíble, El aliento de los dioses posee una rica narración que hace entrar en la reflexión, cosa que últimamente ya no estamos muy acostumbrados a leer, o al menos a mí me cuesta encontrarlo. Sanderson nos muestra en sus mundos creados los problemas que existen en la actualidad, como lo son las diferencias en las clases sociales, religión, educación impuesta por el temor, odio, prejuicios, y así podría seguir y seguir…

En esta novela, él juega con los diferentes contrastes, concentrándose en lo diferente que son los reinos de Idris y Hallandren. Idris, no posee colores (todo es negro, gris, blanco o café), los habitantes no pueden ostentar de nada (estar felices, gritar, tener una buena vivienda, una mejor vestimenta); la buena educación, el silencio y la calma son características principales de este lugar, y creen en un Dios único y todopoderoso.

En cambio en Hallandren reinan los colores, mientras más vibrantes mucho mejor, sus habitantes son alegres, poseen grandes casas, y no creen en un Dios como así lo hace su reino vecino, sino que son los Retornados son sus dioses, quienes están entre ellos, les brindan consejos y los acompañan (para conocer quiénes son los Retornados deberán leer la novela 😉 jajaja).

Además, nos encontramos con un nuevo mecanismo mágico que se basa en la extracción y tráfico de alientos, algo como el alma de cada persona y que en grandes cantidades puede darle habilidades al portador del aliento, además su acumulación alarga la vida y aumenta la resistencia a las enfermedades, así que son parte de las más grandes riquezas.

Como es común en mi querido autor, la novela es un poco difícil de llevar en un comienzo, ya que se nos está presentando tanto el mundo como el entorno en el cual girará la trama, pero una vez que ya nos lo deja claro es donde comienza lo que a los amantes de la ciencia ficción que escribe Sanderson nos encanta. Y lo que no es novedad, sus personajes son imposibles de llegar y olvidar al acabar el libro, nos acompañarán por un largo tiempo ya que cada uno tiene su peculiaridad que nos hace evolucionar junto con ellos.

El #Review de “El aliento de los dioses” de Brandon Sanderson es gracias a los genialosos de Ediciones B, especialmente a Stephanie por aumentar mi vicio con este autor jajaja.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *