#Review de “Camino amarillo en guerra” [Dorothy debe morir #3]

en

Título original: Yellow Brick War.

Autor(a): Danielle Paige.

Sinopsis:

Soy la otra chica de Kansas. Y tengo pendiente una misión.

UNIRME a las brujas,

LUCHAR por Oz,

MATAR a Dorothy,

DETENER al camino amarillo en guerra.

Los tornados deben tener algo en contra de las chicas de Kansas, porque, al igual que Dorothy, Amy fue arrastrada por uno. Amy aterrizó en Oz, y las Brujas Malvadas le han encomendado una misión: asesinar.

La única forma de impedir que Dorothy destruya la tierra de Oz es matarla, y parece que solo Amy puede hacerlo.

Si aún no han leído la primera y segunda entrega de la serie de ¡Dorothy debe morir! les recomiendo que no sigan leyendo y vayan a ver sus #Review: ¡Dorothy debe morir! y Los malvados se alzarán, los tres libros gracias a Me gusta leer Chile.

Wow ¿cómo resumir la explosión de emociones que tuve al momento de leer esta tercera entrega de la serie? Creo que en palabras simples, fue una real montaña rusa. ¡Y su final! Bueno creo que es bastante característico de Danielle Paige dejarnos con una curiosidad inmensa por leer la continuación.

Al igual que la novela anterior, Camino amarillo en guerra comienza justo donde terminó Los malvados se alzarán. Amy está de vuelta en su casa de Kansas de Dusty Acres, pero pronto se entera de que Kansas y Oz están más conectados de lo que podría haber imaginado. Y el único camino de vuelta a la tierra mágica y peligrosa que anhela, es encontrando los zapatos mágicos de Dorothy, pero no los zapatos rojos tan característicos, sino que los verdaderos zapatos de la usurpadora de Oz.

En su comienzo, la novela transcurre de una forma demasiado calmada luego de todo lo sucedido en el final de la segunda entrega de la serie, quizás por ello lo encontré un poco flojo y no logré disfrutarlo del todo, pero ya llegando a hechos puntuales en la historia, esta comienza a desencadenar eventos tras eventos que no permiten que dejemos el libro a un lado, ya que sus cierre de capítulos nos dejan con una curiosidad inmensa.

Lo que me gustó bastante, fue que Amy fue despojada de la única cosa que la hizo sentir poderosa y completa en Oz, su magia. Y es por ello que debe volver a su antigua vida  con un montón de nuevos conocimientos que le son inútiles en Kansas. Sin su magia, Amy se siente más fuera de lugar que antes, y esto la hace que se aprenda a conocer a si misma de una mejor manera.

Otro de los puntos importantes, es que la autora nos interioriza en cómo el uso de la magia de Amy se ve afectada, ya que la magia de Oz y las personas del Otro Sitio no son compatibles, es por esto que la oscuridad la transforma tanto física como mentalmente, lo cual nos muestra una historia mucho más oscura que las anteriores.

¿Y qué decir del nuevo villano que introduce la autora en la historia? Si creían que Dorothy era malvada y aterradora (también un tanto sangrienta), no imaginan como será este nuevo ser, lo cual hace que esté aún más intrigada con la continuación. Así también, la novela tuvo diversos giros tanto en amigos como en enemigos, lo cual hacen que a su continuación le tenga bastantes expectativas.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *