#Columna 4 “Somos lo que comemos”

¡Servido!

Durante algunos días (del 22 al 25 o al 27, según a lo que hayas asistido o seguido) en el Cerro Santa Lucía y en el Inacap de Apoquindo, miles de sibaritas y transeúntes pudieron disfrutar de la buena meza a precios de risa. porque por una módica suma podías asistir a las clases en el Transvasije o Ñamcito, para los niños, con los mejores representantes de la gastronomía de iberoamerica.

“Se te formará un paladar.

El paladar es una zona de la lengua donde hay memoria. Donde se asignan palabras a las texturas de los sabores. Comer se convierte en una disciplina obsesionada con el lenguaje: ya nunca más te limitarás a engullir comida” *

Bajo la premisa de que “Somos lo que comemos” todo el equipo de Ñam y sus invitados (chefs, cocineros amateur, productores alimenticios) nos dieron la lección de que alimentarse habla por nosotros y lo mucho o poco que nos amamos. ¿Una persona que cuida de sí, come sin disfrutar o consume comida rápida y sin sabor? Es un NO rotundo.

Comer no se trata de engullir golosamente, sino de vivir una fiesta permanente con los sabores y las propiedades, de amar el sabor que depende totalmente del equilibrio, de recursos autóctonos que “deseamos ignorar por preferir la inmediatez” y que hoy la haute cuisin usa y nosotros desechamos porque no sabemos de la solera o el terroir, como del durazno betarraga o el verdolega.

Con las ocho versiones de Ñam, este festival se ha abierto passo por sí mismo al dar espacio a productores de materias primas alimentarias de todo el país, además de las presentaciones en vivo, degustaciones, salones de comida y las clases profesionales…este se ha convertido en el lugar de devoción para muchos.

Ñam debiera tener más de una incursión anual, porque su posición va más allá de un mercado y lugar de paseo. Es sin duda, un templo y nosotros los feligreses que educamos con devoción el paladar.

¡Recogido!

* Fragmento de "Sweetbetter " stephanie Danley, Editorial Océano.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *